¿Cómo aislar las cubiertas de la casa para ahorrar energía?

Elige una tarifa de luz y gas que propicie el consumo eficiente

Antes de conseguir el aislamiento térmico casi perfecto para tu hogar es necesario tener la certeza de que el consumo energético dentro del mismo es el justo y necesario, evitando el derroche de recursos.

Para ello te proponemos visualizar los catálogos de tarifas disponibles por compañías con los precios pertinentes para cada servicio y las condiciones que se aplican dentro de la oferta actual del mercado energético en España.

Existen muchas comercializadoras de electricidad y gas natural con interesantes propuestas en función de cada perfil de usuario. Ciertas compañías como Gas Natural Fenosa (actualmente Naturgy) comercializan ambos tipos de energía mientras que otras se especializan tan solo en uno de ellos.

La OCU recomienda contratar la luz y el gas natural por separado para obtener las mejores ofertas pero esta decisión finalmente dependerá de la decisión del consumidor.

Los comparadores de tarifas te ayudarán a dar con la mejor solución adaptada a tus necesidades. Por ejemplo: para echar un vistazo a las tarifas de Iberdrola puedes hacerlo desde aquí: https://www.companias-de-luz.com/iberdrola/tarifas/

Tanto si decides contratar la luz con otra compañía como con Iberdrola te recomendamos las tarifas que aplican la discriminación horaria. De este modo ahorrarás si te propones llevar a cabo tu consumo de electricidad durante las horas nocturnas y a primera hora de la mañana, pues el precio del kWh de luz es más barato.

Utiliza recursos y elementos extra para el aislamiento del hogar

Eliminar los puentes términos dentro de tu vivienda es un paso fundamental para fomentar la eficiencia energética y evitar el consumo extra de energía (ya sea eléctrica o de gas natural) para conseguir las mejores condiciones climáticas dentro del hogar en cada estación del año.

Los puentes térmicos son zonas concretas dentro de cada habitación que se convierten en puntos débiles que están más en contacto con el exterior debido a características del propio material. Acabar con estas debilidades localizadas es la clave del aislamiento térmico y para ello se pueden utilizar objetos de decoración e instalar productos específicos.

A continuación te proponemos los recursos más efectivos para que puedas poner en práctica este método consiguiendo aislar tu vivienda de manera efectiva:

  • Tejas aislantes para exteriores y paneles para techos y paredes.
  • Puertas de madera maciza sin huecos ni partes acristaladas sobre las que puedes colocar: barredores, juntas, burletes adhesivos y material sellante.
  • Persianas y cortinas en todas las ventanas de la casa, así como toldos para la zona exterior de casas con terrazas, balcones o jardines.
  • Alfombras, felpudos y tapetes pegados a las puertas y otros puntos de corriente dentro de la casa.

El invierno es uno de los periodos donde más se consume y se incrementa el total a pagar en las facturas de luz y gas. A continuación te recomendamos otro artículo con consejos extra para aislar al máximo tu casa del frío para ahorrar en calefacción durante los periodos más fríos del año.